No lo parece, pero las computadoras y gadgets pueden ser delicados y no cuidarlos puede traerte grandes problemas, ya que hoy en día, una computadora puede ser la herramienta principal de trabajo para muchas personas.

Mantenerla en perfecto estado es una prioridad, por ello, debes seguir algunas reglas que podrían parecer tediosas, pero que te darán muchos beneficios con tan solo dedicarles unos minutos a la semana.

Una de las más importantes es actualizar. Actualiza siempre tu equipo de cómputo, aunque pareciera que acabas de actualizar ayer. Esto es parte fundamental del mantenimiento preventivo de tu equipo.

¿Por qué? Porque puede ayudar a optimizar los siguientes aspectos:

  • Aumentar la seguridad del sistema.
  • Mejorar el rendimiento.
  • Eliminar errores de ejecución.
  • Disminuir incompatibilidades con software y hardware.
  • Mejorar bases de datos del sistema, así como también de sus aplicaciones.

Si no recuerdas la última vez que actualizaste tu dispositivo electrónico, es momento de apresurarte a hacerlo.

Como somos humanos y a veces se nos puede llegar a olvidar, es posible configurar la auto-actualización de los programas cuando estén disponibles. Así no tienes que preocuparte tanto por ello. Si tu computadora es Windows, puedes ejecutar Windows Update (www.windowsupdate.com) en intervalos regulares o habilitar la instalación de actualizaciones automáticas. En la página web “Welcome to Microsoft Update”, deberás clic en “Check for Updates”.

Pero no actualices solo el sistema operativo, también los programas. Revisa que todos tus programas estén actualizados a la versión más reciente.

No olvides reiniciar tu computadora al menos una vez al día; de esta forma cualquier actualización reciente podrá ser ejecutada.

Es importante que tu equipo trabaje en su máximo rendimiento a pesar de que el uso regular de tu equipo y los malos hábitos informáticos lo desgastan y lo vuelven cada vez más lento. Rompe con este ciclo recordando actualizar tu equipo hoy.

Categorías: Manuales de Red